Skip to main content
original

Ingresos y visas en Chile: Los datos detrás de la crisis migratoria

por Marzo 8, 2021Octubre 18th, 2021No Comments3 min read

Las aglomeraciones de personas en puntos fronterizos se han ido intensificando con el tiempo, transformando a Chile en un punto de llegada para muchos. ¿Qué dicen los datos?

Un hombre de 69 años y de nacionalidad venezolana falleció hace unas semanas en la ciudad de Colchane, mientras intentaba ingresar a Chile por un paso no habilitado.

Este fue el resultado de una crisis humanitaria que se está viviendo en las fronteras del país, que se suma a una regulación migratoria obsoleta, que provoca incertidumbre legal para quienes buscan mejores vida en suelo nacional.

Pero esto no es algo que se está viviendo hace poco y Colchane no es el único ‘punto rojo’ para el ingreso y salida del país. Hay otros lugares donde se han visto un aumento en las personas que ingresan al país. Esto según información de Transparencia que muestra todos los ingresos y salidas del país registrados por la Policía de Investigaciones.

Más pasos no autorizados

Entre 2015 y 2020 entraron al país 67.676.664 personas al país. Esta cifra incluye a todas las personas que cruzan por pasos fronterizos habilitados, incluido chilenos. Sin sorpresas, además de la chilena, son personas de los países fronterizos y Brasil quienes más entran al país. Los argentinos los más fanáticos, que alcanzaron a pasar casi 4 millones de personas en 2017; el año 2019 pasaron casi 2 millones.

Y es que el año 2017 fue un salto importante para la migración en Chile. Ese año aumentó fuertemente las entradas de venezolanos y haitianos, superando venezolanos y haitianos. Si en 2015 entraron 55.244 venezolanos y 13.852 haitianos, para 2017 esa cifras habían subido a 178.471 y 110.166, respetivamente. Para 2018 fueron 294.849 venezolanos y 39.263 haitianos. En 2019 sólo ingresaron 7.515 haitianos por pasos autorizados.

Desde abril de 2018 los ciudadanos de Haití necesitan de una visa de turismo para viajar a Chile. Para ello no sólo tiene que mostrar los pasajes de ida y vuelta, también mostrar una carta de invitación y acreditar solvencia económica. En julio de 2018 se estableció una visa humanitaria para reunir familias que habían sido separadas por planes gubernamentales u otra razón.

La política de migración instaurada tuvo resultados para impedir el libre flujo con Haití. Sin embargo, no fue la misma posición frente a los venezolanos, quienes escapan del régimen de Nicolás Maduro, y que superaron a naciones como Estados Unidos, España y Colombia.

El resultado de estas decisiones ha sido un aumento en el negocio de migración ilegal. Los ‘coyotes’ chilenos, bolivianos y peruanos que prometen cruzar la frontera por pasos ilegales.

Las exclusivas visas

La cantidad de visas entregadas a personas haitianas es tan pequeña que, en la página de extranjería, no tiene su propio perfil y está aglutinados en “otros países”. Habría que asumir que el aumento que existe en 2018 se debe a la regularización de haitianos en el país.

Mientras que en el caso de las visas entregadas a venezolanos, se aprecia una entrega masiva entre 2018 y 2019, bajo la regulación del estatus de más de 300 mil personas. De hecho, entre 2015 y 2020, el 34% de las visas otorgadas han sido para ciudadanos venezolanos.

Los puntos ‘rojos’

Desde el año 2015 que el paso Colchane – Pisiga es uno de los más transitados del país, pasando de recibir a 324 mil personas a 453.544 personas en 2019. Muy lejos, eso sí, de otros pasos fronterizos legales.

La información sobre los ingresos de migrantes según nacionalidad y paso fronterizo la puedes revisar íntegramente aquí.

Leave a Reply