La búsqueda de un modelo sustentable para el periodismo

Los medios de comunicación han sufrido en la última década. Una etapa de incertidumbre provocada por varias razones, en especial por la falta de innovación para ir a la par del avance tecnológico. Hoy son muchos los medios que entendieron ese contexto, y están mostrando sus primeras cifras azules en mucho tiempo.

En febrero el New York Times superó la barrera de los cinco millones de suscriptores, alcanzando uno de sus primeros objetivos incluidos en el plan que inició el 2011, cuando el New York Times implementó su muralla de pago para su sitio web. El negocio va bien y los lectores consumen noticias como nunca en la historia del mundo. Y no fue fácil.

Son nueve años de un plan ideado para estar al mismo nivel de lo que exige el contexto, desde el internet hasta sus lectores. Pero no están solos, junto a ellos son cientos los medios independientes que buscan ser sustentables a través de fondos concursables y apoyos internacionales, mientras muchos medios aún pertenecen a la manutención de un mecenas.

La situación en Chile es similar. Algunos se han lanzado a un modelo de suscripción digital, otros han continuado con un modelo físico en convivencia con el digital y existe una vitalización en el periodismo independiente. Y si bien Chile tiene un contexto especial, por la concentración de medios en pocas manos y la cantidad de medios locales, los problemas del gremio son los mismos.

Quizás es por eso que algunos ya tomaron la decisión de seguir el camino del periódico estadounidense. La Tercera, por ejemplo, eliminó su versión de papel en la semana y todas las nuevas suscripciones son digitales. En un plan que se empezó a ejecutar en abril de 2019, y que busca algo parecido al New York Times. La idea es generar una necesidad y lealtad, por eso hay una gratuidad inicial y un bajo precio en la suscripción. Si el New York Times cobra algo así como $3.500 por mes, La Tercera cobra $4.990.

Mientras tanto, El Mercurio parece estoico a cambios. Y si bien, fue uno de los primeros portales de noticias con Emol, nunca hubo una unificación con su versión papel. Hace poco tiempo hubo una especie de actualización, ofreciendo una suscripción digital por más del doble que la suscripción de La Tercera.

Los nuevos medios

En el medio de la restructuración de los medios tradicionales han nacido medios nativos de internet. Estos han buscado ser sustentables ya sea a través de publicidad, y otros han tomado el riesgo de pedir membrecías o socios. En el primer grupo está El Dínamo, The Clinic y El Mostrador. En términos generales, los ingresos de estos medios dependen de los avisadores y el número de visitas que tiene cada medio, pero en mayor parte del grupo dueño del medio. También los artículos publicitarios han sido buena herramienta de ingresos.

En el segundo grupo está Interferencia y CIPER Chile con leves diferencias. Mientras Interferencia decidió restringir su contenido a través de un muro de pago, CIPER Chile generó un sistema de socios sin limitar el acceso al público general a su contenido.

Un intermedio es lo que está haciendo El Desconcierto mezclando ambos aspectos, una membresía y publicación sin restricción. Este es el modelo instaurado por el Guardian de Inglaterra, que a través de la lealtad y el llamado de acción busca cautivar a sus lectores a tener una membresía por el monto que cada uno estime. En 2019, por primera vez en mucho tiempo, el grupo de medios al que pertenece el Guardian tuvo una ganancia siguiendo este modelo.

Mientras se generan estos cambios, los puestos de periodistas son los que más sufren. Los despidos masivos en el rubro se multiplicaron en los últimos años.

Otras de las posibilidades para poder generar proyectos periodísticos, tanto para las redacciones tradicionales o las de esta era, es participar en financiamiento de instituciones gubernamentales o no gubernamentales. Estos organismos, nacionales e internacionales, buscan financiar proyectos de manera permanente o no. Los requerimientos no siempre son fáciles de cumplir, pero muchos medios ya reciben aportes de organizaciones como Open Society y del Estado.

Los medios están mostrando, por primera vez en años, cifras positivas. Desde la modernización de los canales de comunicación con el internet. Tomó tiempo adecuarse, pero ya son varios los medios que están afrontando el dilema con innovación y nuevas tecnologías. Todas, eso sí, no servirán de nada si no tienen de tu apoyo.