Encargados de trazar infectados por Covid-19 en RM están sin sueldo hace tres meses

Ya se les terminó la paciencia. Decenas de personas que han estado ejerciendo su labor como trazadores de casos de Covid-19 levantaron la voz, para terminar con meses de trabajo sin sueldo. Todo por problemas logísticos y administrativos, que tiene a los fuuncionarios con incertidumbre sobre su futuro.

Su rol es esencial para la pelea contra el Coronavirus; sin ellos el engranaje para evitar la expansión del virus no existe, por lo que su necesidad era urgente. Y es un problema que viene desde hace tiempo, como lo que aparece en el acta interna del Minsal, que reveló CIPER Chile, con graves problemas en la trazabilidad de casos.

Por eso la Seremi de la Región Metropolitana contrato a cientos de personas, quienes iniciaron sus funciones de manera instantánea. Era urgente; no había tiempo para esperar “la firma”. Quizás fue la urgencia o, incluso, un poco de displicencia, pero nadie previó el problema cuando estaban contratando a esta cantidad de personal. El contexto es distinto y la logística administrativa en pandemia es también. Así fue como se generó un cuello de botella que hoy tiene a decenas de personas sin su remuneración.

Cuenta de Instagram con denuncias.

Toda contratación del Estado tiene que pasar por varios organismos antes de su confirmación. Por ejemplo, en este caso, y más allá de las firmas de las partes, se necesitaba estar visado por la Subsecretaría de Salud Pública, para luego pasar por Contraloría a su toma de razón. Hasta que este procedimiento no se haga, no hay pago.

Sin embargo, nadie les dijo eso a los funcionarios, que sin dudar comenzaron a trabajar sin titubeo, que para recibir el sueldo se necesitaba la toma de razón.

Es normal que los funcionarios comiencen a laburar antes de que este proceso se complete. Ustedes habrán visto en la ceremonio de cambios de gabinete, cuando se dice “por razones impostergables de buen servicio deberá asumir sus funciones inmediatamente”.

La contratación de este personal fue de público conocimiento. De hecho, el archivo muestra algunas características del trabajo: “será personal de apoyo que deben ser contratados en la modalidad “código del trabajo”. Algunos alcanzaron a firmar su contrato, sin embargo, otros todavía no. Incuso, habiendo trabajado meses para la Seremi RM. De hecho, no aparecen ni en los registros de transparencia.

El temor por perder el trabajo en un momento difícil como la pandemia o, incluso, recibiendo amenazas de su jefatura, era lo que hizo resistir a estas personas por este tiempo. Según publicaciones de ellos mismos en redes sociales, cuentan que tenían que recurrir a ayudas entre familiares y cercanos para su transporte, alimentación y otros gastos laborales.

Un comunicado del 31 de julio de la Asociación de Funcionarios Seremi de Salud Metropolitana, dice que ese día, sin previo aviso, comenzaron a “despedirlos mediante un simple correo, una decisión unilateral de la autoridad, sin cumplir con los plazos establecidos en la ley para notificar, sin ser cancelado los dineros que se adeudan, con el único objetivo de cubrir la inoperancia y mala gestión de la seremi de salud y su gente de confianza, por no haber sido capaz de generar los contratos en forma y tiempo adecuado” (Lee el comunicado completo aquí).

Hasta ahora no se sabe cuál es el número exacto de afectados. Llamamos a varios de los trabajadores y algunos sí habían recibido su sueldo, pero la gran mayoría aún se les debía 2 o hasta 3 meses. Ninguno de los funcionarios contactados dijo que fue despedido: “pero tampoco, en estricto rigor, contratado”, dice uno con hastío.

Esta nota pudo ser un hilo, sí lo es.