Cajas de alimentos para Venezuela y para Chile

Foto de Lisa Fotios en Pexels

La empresa que se adjudicó la mayor cantidad de cajas de alimentos en Chile (250 mil) parece ser nueva en el rubro. Esta fue su primera licitación con el Estado chileno. Sin embargo, años antes esta empresa aparecía enviando cajas similares a Venezuela, cuyo vínculo no es el único con el país caribeño.

El 17 de mayo Sebastián Piñera anunció la entrega de alimentos y enseres básicos. Una medida del gobierno para contrarrestar, en parte, los efectos económicos adyacentes a la pandemia. La iniciativa prometía 2.5 millones de cajas, un gasto que supera los $50 mil millones. Una gran torta que proveedores de alimentos y distribuidoras vieron con buenos ojos. Una de ellas, Distribuidora y Comercializadora Llancolén S.A., fue la que más cajas comprometió al Estado. En total 250.000 unidades que significó la porción más grande y dulce: $8.740 millones (ver orden de compra). Empresa que no es nueva en el rubro, como podría indicar esta primera venta al Estado chileno. Uno de sus socios ya enviaba cajas similares al estado venezolano, al menos desde 2018.

Se trata de Inversiones Ramaja Limitada, socia en Llancolén S.A. junto a su hijo Martín Scuncio, y que según información recogida en el Diario Oficial pertenece a Alberto Scuncio Umaña, empresario argentino que mantiene negocios hace al menos dos décadas en el país. En Ramaja vuelve a estar Martín Scuncio, conocido piloto del Rally en automóvil; y Pablo Ludueña Génova. Este último es quien aparece como representante de la empresa en Mercado Público.

Es esta la empresa que, en junio de 2018, envío cientos de cajas de alimentos a Venezuela desde Valparaíso. Así lo recogía El Mercurio de Valparaíso “una exportación no tradicional” de un container lleno de cajas de alimentos con las caras impresas de Hugo Chávez, Nicolás Maduro y un logo con las letras “CLAP”. Estas siglas significan “Comités Locales de Abastecimiento y Producción”, un programa del Estado venezolano para suplir la hambruna que se vive en ese país. El artículo describe que al lado del envío se leía: “despachada por Inversiones Ramaja Limitada; Parcela 10, camino ByPass, Coronel, Región del Biobío”.

Sin embargo, no es el único ni primer vínculo de Ramaja con Venezuela. En 2016 constituyó una sociedad en Chile con una empresa del estado venezolano. Así lo consigna el Diario Oficial en la constitución de Suministros del Sur S.A. (SUSUCA S.A.). En esa ocasión, Inversiones Ramaja se asoció con International Petrochemical Holding LTD (IPH, constituida en Islas Vírgenes Británicas), representada por Fabián Sánchez Girón, Gerente de Asuntos Legales Internacionales de la Petroquímica de Venezuela S.A..

IPH pertenece a la Petroquímica de Venezuela S.A., empresa estatal que explota el petróleo de la nación caribeña. La investigación internacional sobre los Papeles de Panamá mostró que IPH era una especie de motor de negocios para la empresa estatal, por donde controlaba varias sociedades en paraísos fiscales. Una de ellas junto a la empresa petrolera de Irán: Petrochemical Industries Investments Company.

Imagen de Armando.info.

Según su constitución, la SUSUCA S.A. se dedicará a la “importación, exportación y comercialización general de productos petroquímicos básicos, intermedios y/o finales, similares y afines y la compraventa de bienes derivados de la actividad petroquímica”. Mismo objeto que tiene la la sociedad Ramaja.

La investigación de la UAF

El Desconcierto realizó un extenso reportaje sobre cómo las cuentas de esta empresa fueron bloqueadas a raíz de estos envíos a Venezuela. !Cuando sus primeras cajas llegaban al Grupo 10 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), la compañía sufría el cierre de su cuenta corriente en el Banco Security de Concepción luego que éste concluyera una investigación a sus accionistas por su participación en eventuales irregularidades en el envío, mediante otra empresa, de cajas de alimentos a Venezuela!.

Todo queda claro en un informe del Banco Security (ver recurso judicial) evacuado el miércoles pasado a la Corte de Apelaciones penquista para responder al recurso de protección presentado por Llacolén el 27 de mayo, en el que ésta alega el cierre de la cuenta pues, en ella, dice, debía recibir los millonarios pagos semanales acordados con la intendencia.

Security explicó en su escrito que el ‘bloqueo’ de Llacolén fue el “corolario” de una investigación interna que iniciaron tras conocer publicaciones de prensa sobre irregularidades en envíos de cajas de alimentos desde Chile a Venezuela por parte de la sociedad Inversiones Ramaja Limitada en 2018.

Todo esto porque en enero de este año cerraron la cuenta corriente de Ramaja Limitada en aplicación de sus políticas de compliance “contenidas en el Sistema de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo relativo a materias de ley 19.913 y además en el Modelo de Prevención de Delitos atingente a la ley 20.393”.

Seguidamente, tras monitorear a las empresas relacionadas a Ramaja, el banco detectó un “sospechoso movimiento de grandes sumas de dinero entre las cuentas de Inversiones Ramaja Limitada y Distribuidora y Comercializadora Llacolén S.A,”. Tras eso decidió el término unilateral de la relación comercial con el proveedor de cajas del gobierno.

Security notificó a Llacolén el 13 de mayo (aunque Llacolén denunció que fue el 22), una semana antes de que Martín Scuncio enviara su millonaria cotización al funcionario de la Secretaría General de la Presidencia, Cristián Varela Eluchans, el 19 de mayo pasado.

Un informe de la Direcon muestra que el comercio bilateral entre ambas naciones durante el 2018. Ahí se ve que, por parte de Chile a Venezuela, son exportaciones de alimentos y productos de primera necesidad. Mientras tanto que, de Venezuela a Chile, la urea es, por mucho, lo más importado (ver tabla).

La urea es un fertilizante que proviene del petróleo. Uno de los objetivos mostrados en la constitución y consecutivas modificaciones de las sociedades de Scuncio.

Desde 2018 Inversiones Ramaja es una sociedad anónima cerrada y según el Servicio de Impuestos Internos, entre sus actividades económicas se encuentra el apoyo para la extracción de petróleo y gas natural, venta al por mayor de huevos lácteos, abarrotes y otros alimentos, como también la compra al por mayor de metales y minerales metalíferos.

Según información del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), que lleva un registro de quienes importan fertilizantes, Inversiones Ramaja ha importado Urea en 2020, aunque la cantidad es una incógnita.

Martín Scuncio, uno de los socios de Inversiones Ramaja, dijo que esos negocios se hicieron antes que él ingresara a la sociedad y que por eso deberíamos hablar con su padre, Alberto. Le solicitamos una entrevista, pero hasta la hora del cierre de este reportaje no hemos tenido respuesta.

Los otros negocios de Scuncio

La bebida point es popular en el sur del país. Bebidas soda de imitación a las más conocidas, que con un precio más económico busca sortear las barreras contra grandes de la industria como lo son Coca Cola y Pepsi.

Todo partió en el año 2000, cuando empresarios argentinos vieron una oportunidad en Concepción. Así lo muestra una noticia del medio argentino Río Negro:

Cuatro argentinos forman parte de la empresa que desde marzo levanta una embotelladora de gaseosas a 30 minutos del centro de esta ciudad. Dos de ellos -Jose Luis Chanampa y Alberto Scuncio- son socios de Bernardo Pérez Pereyra y los tres decidieron invertir unos 3,5 millones de pesos para instalar el emprendimiento que en una primera etapa empleará a cien personas y duplicará esa cantidad cuando funcione a pleno.

Río Negro, 25 de agosto 2000

En 2002 entró a la sociedad el empresario Jürgen Paulmann Kemna, hermano del dueño de Cencosud y dueño de Sky Airlines. Lo hizo a través de su sociedad Compañía de Inversiones Vilca Limitada. Después de 2005, y tras modificar la sociedad y transformarla en una sociedad anónima, Vilca quedó con un 25% de la sociedad y Alberto Scuncio con 75% restante con un capital de $5.492.466.937.

Según el boletín de sociedades de Argentina, también eran socios en Sky Airles S.A. en ese país.