32 mil beneficiarios de Capredena reciben más de un millon de pesos de pensión

pensiones en chile

Sólo durante 2019 fueron 32.408 beneficiarios de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (CAPREDENA) que recibieron más de un millon de pesos cada mes. 61 de ellos se encuentran en el escalafón de los más afortunados, recibiendo más de $4 millones cada mes, 1.721 cobran entre $3 millones y $4 millones y 26.145 obtienen entre $1 millón a $2 millones. Estas pensiones, muy por sobre el promedio que se establece como ingreso ético, corresponden al 30,5% de los beneficiaros totales de caja previsional. En total, Capredena entrega pensiones a más de 105.932 personas. Así lo muestra información de transparencia entregada por la misma institución y que plasma la gran diferencia entre el sistema previsional castrense y el civil.

No se trata de diferencias menores. Según información de la Superintendencia de Pensiones el monto promedio de pensión por seguro, retiro programado, temporal y vitalicia es de $230.718. Sólo un 23% del millón de pesos que reciben esas 32 mil personas en Capredena. A modo de ejemplo, los beneficiarios del Pilar Solidario durante el mes de diciembre de 2019 fueron 1.573.546 personas, quienes se repartieron $140 mil millones. Si eso se repartiera de manera ecuánime, cada uno recibiría $89.460. Sin embargo, esto varía dependiendo de cada situación, si es Pensión Básica Solidaria (PBS) o Aporte Previsional Solidario (APS).

Una investigación de Fundación Sol estableció que los Oficiales de las Fuerzas Armadas reciben una pensión promedio de $2 millones y que quienes jubilaron en el Cuadro Permanente de las ramas del ejército registran una jubilación promedio de $806 mil. Es más, entre 2005 y 2018, las pensiones de retiro pagadas por CAPREDENA han aumentado un 27,6% en términos reales, pasando de $762.118 a $972.354 y la brecha aumentó en casi $300 mil pesos.

Suben los que ganan más, bajan los que ganan menos

Si en 2005 eran 93.987 los beneficiarios de Capredena que ganaban menos de $1 millón, hoy esa cifra alcanza los 73.524. Mientras que en el mayor rango, que superan los $4 millones, pasaron de no tener beneficiario alguno en 2005 a tener 61 en 2019.

El rango que más creció fue de los pensionados que reciben entre $1 millon y $2 millones. En total aumentaron en 21.019 beneficiarios de Capredena. Mientras tanto, en 2019 se duplicó el número de pensiones entre $3 millones y $4 millones.

El Presidente Piñera indicó una batería de reformas para poder mejorar el sistema, que se sumará a la reforma ya aprobada que permitiría un aumento de un 50% en las pensiones del Pilar Solidario. Además, dice que espera garantizar, con este proyecto y el que mejora el Pilar Solidario, “que ningún pensionado quede por debajo de la línea de la pobreza” que actualmente está en $168.000 y que ninguno con al menos 30 años de cotización esté bajo la línea del sueldo mínimo que hoy alcanza los $301.000.

“Esta nueva reforma representa un cambio estructural y crea un nuevo sistema previsional basado en tres pilares”, explicó el mandatario, indicando que uno será el Pilar Solidario, financiado por el Estado; el Pilar de Ahorro Individual, financiado por trabajadores y empleadores; y el Pilar de Ahorro Colectivo, “financiado por los empleadores y también con un aporte inicial del Estado”, dijo el pasado 15 de enero en cadena nacional.

Sin embargo, ninguna autoridad se ha pronunciado respecto el modelo que ha sido desarrollado en el tiempo por Capredena. Sólo en 2019, el desembolso fiscal en las pensiones de Carabineros y Fuerzas Armadas fue de US$2.590 millones. Valor que año a año se incrementa; de 2018 a 2019 fue un aumento de 3%.

Quizás algo tenga que ver el audio hecho público a fines de 2018, donde el  Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, en una conferencia dada en la Escuela Militar decía: “Uno tiene que ser estratega. El bien a cautelar son las pensiones. Son algo que hay que cuidar con dientes y muelas; si es necesario alargar la carrera militar, para que prevalezca la esencia de las pensiones nuestras, hay que hacerlo”.

Un modelo que le sirve sólo al 2% del total de pensionados del país. Y que nadie intenta modificar.