Se cumplen dos años del mayor escándalo de corrupción de la FIFA

Han pasado 730 días desde el mayor destape de corrupción en la historia del fútbol. Hasta ahora hay 38 personas imputadas y tiene a Sergio Jadue como uno de los testigos del caso.

Hoy se cumplieron dos años desde la explosión del escándalo que remeció al mundo del fútbol. El #FIFAGate sacudió al planeta completo, descabezando una verdadera mafia organizada que operaba en las sombras de las organizaciones continentales del fútbol. Esto tras una investigación del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), que descubrió el pago de sobornos y coimas a presidentes de distintas Federaciones de fútbol, para designar sedes de los eventos deportivos y la adquisición de derechos televisivos, donde Sergio Jadue mantuvo un rol primordial.

El calerano se encontraba en Zurich junto a la ex directiva de la ANFP aquel día. Y aunque en esa ocasión negó toda involucración en el caso de corrupción, siete meses más tarde reconocía su participación al aceptar 2.2 millones de dólares en coimas. La justicia de EE.UU. entregará la sentencia de Sergio Jadue en junio de 2017.

La recordada fecha (27 de mayo de 2015) empezó temprano con varios dirigentes de FIFA aprehendidos en Zurich, dentro de un operativo policial a pedido del mismo Departamento de Justicia de los EE.UU. que iniciaba un proceso que continúa hasta el día de hoy, pero que habían comenzado hace más de dos décadas.

De hecho, la investigación no había tenido éxito hasta que el 12 de diciembre de 2014, José Hawilla, socio de las empresas comercializadoras de derechos televisivos, Traffic y Datisa, admitió su culpabilidad por el pago de coimas y sobornos para obtener los derechos televisivos de la Copa América, entre otros torneos continentales.

Los caídos

La primera redada realizada fue en contra de 14 personas, entre ellas los expresidentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Nicolás Leoz y el uruguayo Eugenio Figueredo. Este último fue detenido el 27 de mayo en el hotel Baur au Lac, mientras que recién el 1 de junio se decretó la prisión domiciliaria para Nicolás Leoz y que hasta ahora espera la definición del pedido de extradición presentado por la Embajada norteamericana en Paraguay.

En dicha oportunidad también fueron imputados Jeffrey Webb, presidente de la Concacaf (Centroamérica y el Caribe) y Jack Warner, expresidente. Otros imputados fueron los empresarios Alejandro Burzaco (TyC) y Hugo y Mariano Jinkis (Full Play), José Hawilla (Traffic), entre otros.

En noviembre de ese año, tanto Sergio Jadue y Luis Bedoya viajaron a Estados Unidos para declararse culpable de los hechos imputados y, al mismo tiempo, se transformaron en los nuevos soplones del FBI para armar su caso frente a la organización delictual.

El Departamento de Justicia, con más antecedentes, pudo realizar una segunda redada en diciembre de 2015 en Zurich, donde fue capturado el paraguayo Juan Ángel Napout, en ese momento presidente de la Conmebol, y el resto de los miembros del Comité Ejecutivo del órgano sudamericano que se habían salvado en la primera ola de arrestos.

Hasta ahora hay 38 personas imputadas por este caso en el que, según la acusación, se pagaron sobornos por más de US$ 130 millones en total. El juicio está programado para el 6 de noviembre próximo en el juzgado de Nueva York.